LA CUOTA DE PARTICIPACIÓN. CALCULO Y DEFINICIÓN

cropped-logo_orig2.jpg

La cuota de participación que se aplicada a cada entidad registral que componen el edificio o Comunidad de Propietarios, es aplicada en centésimas, sin que la suma total de coeficientes de las entidades regístrales que lo componen sume mas de 100.

La agrupación o segregación de una o varias entidades regístrales no alterarán al resto de cuotas de participación, que solo podrán modificarse por acuerdo unánime de la Comunidad.

Las cuotas de participación figuran en el Título Constitutivo (división horizontal) y que corresponde a cada entidad registral (piso o local), las cuales han sido establecidas por el propietario único del edificio y antes de la venta de los pisos o locales.

Dichas cuotas de participación únicamente podrán ser modificadas por acuerdo de todos los propietarios o por resolución Judicial.

Anuncios

¿A quien corresponde el pago de las reparaciones de elementos comunes de uso privativo?

cropped-logo_orig2.jpg

Este suele ser un problema que abre grandes debates en las junta a la hora de aprobar unas reparaciones en una zona común de uso privativo, principalmente terrazas.

Nosotros entendemos, que el pequeño mantenimiento, es decir, limpieza, cuidado y mantenimiento “normal” le corresponde al comunero que tiene el uso de la terraza; Las reparaciones de tipo estructural, le corresponderían a la Comunidad de Propietarios, ya que en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal establece que le corresponde a la Comunidad de Propietarios realizar las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y sus servicios.

De haber alguna duda sobre la procedencia de los desperfectos que deban de ser reparados, tendrían que ser determinados mediante un informe técnico.

¿QUÉ INTERES PUEDE ESTABLECER LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS A LOS MOROSOS?

cropped-logo_orig2.jpg

El recargo a los propietarios por el impago de los recibos de cuotas, es una practica muy habitual, y es una medida perfectamente válida.

La duda surge al momento de aplicar este interés, puesto que dependiendo de cuando se acuerde este recargo, el mismo puede variar en función al interés legal del dinero.

En atención al interés legal del dinero durante el año 2015, estaríamos hablando de un recargo entre el 7 y 8%, cantidad esta que consideramos no es excesiva.

Añadir, que cualquier propietario podrá impugnar el acuerdo del recargo establecido, cuando la cantidad que se reclame se pueda alegar usura, por eso hacemos especial mención en que siempre deberemos tener en cuenta el interés legal del dinero.